Actualidad Política

LA PRENSA SE ACUESTA CON LA IZQUIERDA Y EL CAMINO SERÁ EL INFIERNO

Por Ricardo Osores Plenge
Administrador y Analista

La izquierda gobierna de las manos de Vizcarra con IDL y IPSOS al frente. Al Perú le han robado 22,000 millones de dólares y tenemos a la prensa como amante de la izquierda peruana, la caviar, la radical la entrega es total en esta putrefacta relación.

IDL sale como un lobo vestido de oveja de mano de la piedra angular de la prensa peruana, con la acostumbrada astucia de dar primicias de lucha contra la corrupción. Somos manipulados groseramente por una ONG que serviría a intereses nada santos, salen a destrozar a ciertos enemigos puntuales de boca de una hiena que solo busca devorarse a sus invitados. Todo ello es parte de una estrategia de una izquierda caviar que ha tomado posesión de la prensa peruana o viceversa.

A nadie se le ocurriría defender a Alan García, un delincuente al que su pasado lo condena; sin embargo, a la fecha, las pruebas no llegan y, salvo que alguno de los acusados cante fuerte y presente evidencia concreta, el encantador de serpientes no podrá ser atrapado. Un verdadero sueño frustrado pero, me guste o no, solo con pruebas se le podrá meter preso, caso contrario paseará libre con una sonrisa burlona sin nada que podamos hacer.

Otro enemigo a quien combatí a muerte fue al Ing. Alberto Fujimori, hoy con el correr de los años veo a su hija presa. Ella no será un cúmulo de simpatía o de santidad, contrario a mi encono cancerbero del pasado afirmo que la forma rastrera como se la ha puesto tras las rejas es el espejo de un modelo de destrucción que acaba con el enemigo sindicándolo culpable siendo probablemente inocente, una práctica que está llevando al sistema a extremos peligrosos, incendiando la pradera de un pueblo que busca justicia a cualquier precio.

Vizcarra gobierna, sabe lo que hace, no improvisa juega haciendo uso de los odios y frustraciones de un pueblo, uno que hoy lo aplaude y mañana lo pondrá en las galeras griegas a sabiendas que la misión central se habrá cumplido: entregar las riendas del poder a una izquierda un millón de veces más peligrosa y rastrera. Nuestro presidente sabe hacia dónde está conduciendo la patria junto a la carroña del radicalismo.

El Perú afronta un reto mayúsculo. La economía no crece, no se desarrolla, no se puede cosechar donde no sé sembró y si eso se hizo tarde pues la cosecha llegará a destiempo. Lo cierto es que la economía no se improvisa, Velarde del BCR cree que todo lo que acontece no afectará la poca o escasa sostenibilidad de las variables económicos financieras o busca dar un mensaje de que no cunda el pánico, cuando en realidad el avión planea rasante con los motores apagados.

A la fecha, una prensa que por querer proteger a su patrón llamado José Graña de G&M, uno que está en España, donde el fiscal José Domingo Pérez no pidió impedimento de salida a ordenes de su jefe el fiscal Rafael Vela. Los considerados “héroes de la patria”, Batman y Robín construidos por la prensa peruana, se estarían convirtiendo en el Guasón y el Acertijo.

El empresariado decente está bajo fuego graneado. Lo ha manifestado Roque Benavides en el CADE, lo ha hecho en forma clara, tajante y sin pelos en la lengua, es el desarrollo del Perú el que está en juego.

El narcotráfico juega un papel gravitante. Su poder es inmenso entremezclado dentro de la prensa peruana, con una izquierda que no tiene límites que busca destruir lo avanzado usando el slogan de una lucha contra la corrupción donde una manada de lobos vestidos de ovejas se presentan hoy como nunca en pantallas de televisión consolidando su proyecto soñado llegar al poder.

Los robos más grandes de la historia peruana, aunados a la inacción de gobierno en gobierno, han servido para destruir el futuro de un pueblo un millón de veces engañado.

Tengo que precisar que ni el valor de todo el conglomerado de José Graña puesto en valor versus los miles de millones sobrevalorados alcanzaría para resarcir el robo y el daño al estado y al pueblo peruano.

La democracia se cierne en peligro extremo ante un referéndum dirigido a una sola pregunta: la no reelección de congresistas, el objetivo central de Vizcarra. El resto fue sebo de culebra. El Congreso mordió el anzuelo por subestimar a Vizcarra, quien constitucionalmente estaba prohibido de hacer campaña. Pero una prensa asustada esta vez podría perder demasiado como grupo empresarial de explotar el volcán de la verdad.

La otrora prensa defensora de valores, que luchó contra la corrupción de Alberto Fujimori, paladín de la defensa del derecho la constitución y las leyes, literalmente viene haciendo caso omiso de principios irrenunciables, hoy prostituidos. Día a día, ante cámaras, se nos induce a como pensar, que discernir de manos de un adalid que es el actual villano y socio de la corrupción extrema que enfrenta nuestra patria.

Enfrentamos a un monstruo que ha exacerbado los odios, pero la rendición de cuentas está cerca. El pueblo peruano solo quiere ver rodar cabezas, no importa si se es culpable o inocente. Y mientras ello sucede, esta prensa rastrera y prostituta sale a defender sus intereses de las manos de una izquierda que a la fecha gobernaría, de las manos de sus consortes IDL & IPSOS.

Estamos ante la celada perfecta. Al no poder el gobierno responder con crecimiento y desarrollo, Velarde del BCR vuelve a afirmar que quienes luchen contra la corrupción jugará a favor de nuestra economía. El problema, señor Velarde, es que son corruptos combatiendo a corruptos, con pervertidos haciendo cola por hacerse de las ubres de una vaca que está camino a ser dejada literalmente sin leche. Se han robado el futuro de nuestros hijos y el de varias generaciones.

Podemos caer en manos de una mafia, una más grande y perniciosa: la mafia de una izquierda amoral que vítorea la lucha contra la putrefacción, cuando anhelan llegar al poder para destruirlo todo y, a renglón seguido, forrarse los bolsillos.

No hay peor corrupción que la que cae en manos de ignorantes que solo saben azuzar a la gente para vivir como los nuevos ricos de la Patria, a consecuencia de un grupo de delincuentes de Estado y empresarios que hoy buscan salir librados, aunque nuestro país vaya directo a un hoyo negro de consecuencias devastadoras.

Si la prensa que los acompaña cree que podrá controlar a esa izquierda radical, será la perdición de ellos mismos, con la agravante de convertirnos en la nueva Venezuela. Construir toma décadas, destruir acaso días, horas o minutos.

Quienes hoy denunciamos la verdad, un David enfrentando a un Goliat convertido en un enemigo invencible, donde la historia nos recuerda que dicho gigante fue muerto con el lanzamiento perfecto de una roca en medio de los ojos. Hoy solo queda el poder de la palabra para destruir a semejante gigante, que cuenta con todos los recursos inimaginables para salirse con la suya.

Solo queda advertir con sabiduría al pueblo peruano. No se dejen llevar por los verdaderos responsables de todo el latrocinio actual con la complicidad de una prensa embustera que ha hecho de la mentira su verdad, en una estrategia demencial, temeraria y peligrosa. El Perú vale más que los apellidos de gente amoral que han despellejado a nuestra pueblo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *