Destacadas

Oyón: Rescatan vivos a los 4 mineros atrapados

Según la Policía Nacional, los trabajadores se encontraban estables y fueron trasladados en ambulancias del Servicio de Atención Médica de Urgencia (Samu) hacia una clínica de Huacho, a fin de evaluar su estado de salud.

Al enterarse de la noticia, los familiares y compañeros agradecieron a los brigadistas por haber intensificado las labores de rescate de los obreros de la empresa Obras Civiles y Mineras SAC (Ocimin SAC), quienes fueron identificados como Iván Vega Mayta (34), Jhonas Cuenca Canchari (36), Gregorio Rodríguez Quispe (40) y Abraham Reinalte Araujo.
Hasta ayer por la mañana, según información del Ministerio de Energía y Minas (MEM), aún faltaban 4 metros para llegar a la galería donde los hombres se encontraban atrapados, detrás del derrumbe en línea horizontal. Esto, a causa de la caída del techo de la mina.

Según los reportes recibidos por la Dirección Desconcentrada de Lima de Defensa Civil, se esperaba que entre el domingo y hoy se diera el rescate de los mineros; aunque dependía del trabajo y del material que hallasen los brigadistas. “Han encontrado roca viva y necesitan utilizar martillos y otras técnicas mineras”, señalaban.

Labores continuas

Si bien hasta la mañana de ayer las autoridades locales habían reportado comunicación con las víctimas del derrumbe, por la tarde el Cuerpo de Bomberos ya no contaba con evidencias de sus estados.

En medio de la incertidumbre, los familiares de los trabajadores pernoctaron en los exteriores de la mina durante los últimos días. Ellos no perdían la esperanza ni la fe.

“Estamos a cuatro metros del lugar donde están nuestros hermanos obreros. Ellos están bien, les hemos dicho que no desesperen, porque llegar hasta ellos demorará cerca de 30 horas”, indicaban los rescatistas.

Alimentación por agua

De acuerdo con el sector de Energía y Minas, cuyo titular Francisco Ísmodes estuvo hasta ayer en la zona del desastre, los mineros atrapados habían recibido vitaminas y sales rehidratantes a través de agua enviada por una manga de aire.

En estos días, los obreros llegaron a comunicarse con los rescatistas a través del intercambio de luces de linternas. “Es una zona ciega, y el aire recircula hasta un punto en que puedan marearse y perder el conocimiento. Necesitan oxígeno para purificar su aire”, decían los brigadistas de la minera Raura, quienes apoyaron junto a la compañía Buenaventura.
Durante el diálogo con el ministro Ísmodes, los rescatistas explicaron que para llegar a la zona del siniestro se requería de una caminata de más de 20 minutos, el paso por escaleras y por zonas inclinadas.

“Siete trabajadores construyen cuadros para asegurar el techo. Por ahora, una manguera flexible nos comunica con la otra parte. Los mineros se comunican con ruido”, señalaban el último sábado.

Por su parte, el equipo de ingenieros de la empresa Ocimin venía construyendo un bypass paralelo a la zona del derrumbe, a fin de llegar más rápido al lugar del siniestro.

Los familiares piden ahora que no los abandonen e inicien las investigaciones.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *