octubre 24, 2020

140 Años Que Nos Devuelven lo robado!

Los valores en la perspectiva de su idiosincrasia esta fijada solo para los chilenos, no para los demás habitantes de la tierra... ¿Se puede vivir sin vergüenza? Parece que que allá, SÍ.

Estos son algunos de los bienes culturales, patrimoniales y artísticos qué Chile nos robó durante la ocupación desde 1881 a 1883. Si quieren saber en que ciudades chilenas se encuentran solo pregunten, ya que no pude poner una descripción en cada una.


En febrero de 1881, las autoridades del ejército chileno que ocupaba Lima, la capital del Perú, ordenaron y ejecutaron el saqueo de Lima y de todas las ciudades peruanas casa por casa, hacienda por hacienda llevándose los bienes de valor como las maquinarias y alambiques de las industrias pisqueras y vinícolas, de fábricas, bibliotecas, museos y colecciones privadas, los laboratorios de la Universidad de San Marcos fueron saqueados, al igual que los bienes artístico de las catedrales e Iglesias de todo el país. Posteriormente comenzaron a despojar los ornamentos que embellecian nuestros palacios, avenidas, alamedas, plazas, bulevares y parques.


Arrancaron las glorietas, macetas y bancas de mármol, columnas, molduras y escaleras de mármol como las del Palacio de la exposición, rejas ornamentales y mobiliario cómo del Palacio de Gobierno, Piletas, Estatuas de mármol, granito, bronce, cobre y hierro. Luego se llevaron todo a distintas ciudades de Chile, en barcos cargados, ni los ferrocarriles dejaron todo se los llevaron.

El monumento a la libertad americana y el monolito de mármol blanco que se encuentra en el centro de la plaza mayor de Santiago de Chile a sido robada de Perú.

La estatua de Neptuno, la estatua del indio y una veintena más de estatuas que se encuentra en el cerró de Santa Lucía en Santiago de Chile, como las columnas de estilo clásico de mármol y demás ornamentos también fueron robados del Perú.

La pila del Niño de la Oca y el León Suizo que se encuentra en la Alameda Bernardo O’higgins también fue robado del Perú.

Los dos cañones que se encuentran en el patio del Palacio de la moneda y los cañones de la plaza de armas de Lebu, también fueron robados de Perú.

Los dos leones de mármol de la plaza de Provincia en Santiago de Chile también fueron robados de Perú.

Los monumentos urbanos y estatuas de Valparaíso, también fueron robados de Perú.

El monumento de mármol de la plaza principal de Copiapó (la pileta de la Venus) y demás estatuas de dicha plaza también fueron robadas del Perú.

Las estatuas y la glorieta colonial de la plaza de Curicó, también fueron robadas de Perú.

La Virgen del socorro y el arcángel San Miguel entre otros que ahora se encuentran en la catedral de Santiago, fueron robados del convento de San Francisco -Lima.

La mayoría de las piezas que se encuentran en el museo precolombino de Chile fueron robados de los museos peruanos y de colecciones privadas de Perú.

La colosal estatua de la Victoria de bronce dorado con sus alas desplegadas al viento y una espada en una de sus manos y en la otra una corona de palma. Por sus dimensiones y magnificencia pudiera estar en cualquier plaza del viejo mundo, ahora se encuentran en la ciudad de Chacabuco Chile y fue robada de los almacenes del puerto de Callao.

Lo único qué el país ladrón nos devolvió fue algunos libros y la magistral pintura del peruano Luis Monteros «Los funerales de Atahualpa».

Adjunto: uno de los manifestos de los envíos a Chile.

Querido amigo:

Le incluyo una lista de lo que trae el Amazonas en materia de obras de arte. No insista en meterlas en una bodega; aprovechemos de ellas para hermosear nuestros paseos, ya que están aquí.

Como se verá, desde el cajón N° 52, con que comienza la serie, hasta el 136, contienen la escala de mármol que según Patricio [Lynch] es magnífica y que él querría se pusiera en La Moneda en reemplazo de la muy fea que conduce a las habitaciones del Presidente, o bien se puede aprovechar en la Biblioteca, o bien se puede aprovechar para su misma casa, aquí en Valparaíso.
Lynch me dice: “Habría mandado muchos otros objetos de bronce pero después de las órdenes que recibí del ministerio para levantar monumentos, estatuas, rejas de jardines, ferrocarriles y ahora se me dice que no mande ni las estatuas y jarrones que estaban ocultos, en una bodega. Ya estaban embaladas y hecho los gastos se cubrirán con el producto del remate que haré aun cuando se venderán a vil precio”.

Don Rafael Cruz me dice: “Trece cajones, desde 273 a 305, y que todos ellos llevan en la tapa la palabra Talca llevan estatuas de fierro y pedestales que le he pedido al Presidente me permita obsequiar a Talca. Si el Presidente no se opone espero que Ud. los remitirá al lugar de su destino”. Dígame Ud. lo que debo hacer.

El mismo don Rafael Cruz me dice en una postdata: “[La estatua de] Neptuno va a granel. Se lo recomiendo porque es bonito”. Voy a verlo y si es bueno lo coloco en la Plaza del Orden [de Valparaíso, hoy Plaza Aníbal Pinto] como ya le dije. Desde el número 137, que contiene una hermosa estatua de Venus, hasta el 149 van siete grandes estatuas.

Espero, pues, que Ud. me permitirá tomar seis de las más pequeñas comprendidas entre los números 180 a 189 para adornar la Plaza de la Victoria. Estando nosotros en la puerta no podemos dejar de sacar coima.

Y después lo que aquí se elija se coloca en el acto, y se aplaude y se celebra, y lo que va a Santiago se pierde. ¿Qué habrán hecho con la Eva y que harán ahora con la Venus que va?

Autoríceme pues, para tomar algo y cuando Ud. venga le gustará encontrarlo todo arreglado y bonito.

Hoy vienen de Santiago cuatro estatuas para Copiapó, pero si no me autorizan para hacer el gasto del envío no puedo mandarlas.

-Obras de arte y otros objetos saqueados del Perú y remitidos a Chile
Texto de la “minuta” de envío de los objetos saqueados por Chile del Palacio de la Exposición de Lima y que fueron remitidos por Patricio Lynch al país del sur en el transporte Amazonas, 14 de diciembre de 1882.

Para terminar los Chilenos hicieron ver a los niños peruanos un cerro de esqueletos de peruanos que murieron defendiendo el suelo patrio y les dijeron que ese sería su destino.
Hoy en día muchos olvidaron o no les importa el pasado y un país que no ve su pasado esta destinado a cometer los mismos errores de antes.

Termómetro Digital
Protector Facial
OxiShot. Whatsapp: 943 633 888