junio 16, 2021

“Vacunas VIP” con dosis de Pfizer

Mensaje de WhatsApp del Minsa a Butters, confirmó que continúa mala práctica. Además, documentos revelan más privilegios a Sinopharm.

Fue suficiente un mensaje de WhatsApp para revelar que aún se mantiene la oscura práctica de vacunar a ciertos privilegiados por el gobierno morado de Francisco Sagasti, y muestra que en esta oportunidad se buscó, en este caso, beneficiar a líderes de opinión y periodistas de alto perfil, en el proceso de vacunación que se iniciaría la próxima semana.

Hace pocas semanas salió a la luz la vacunación clandestina, con dosis de la empresa china Sinopharm, del vacado presidente Martín Vizcarra, de las entonces ministras Pilar Mazzetti y Elizabeth Astete, junto a otros altos funcionarios y personas públicas, algunos reconocidos en una escueta relación oficial de apenas 470 personas, mientas otros –se habla de funcionarios del actual gobierno, congresistas y candidatos– se mantienen en el protector anonimato. Hasta la fecha no hay una resolución en las investigaciones.

Sin embargo, pese al escándalo, y parafraseando el dicho “gallina morada come huevo aunque se queme el pico”.

“Este sábado a las 8:30 a.m. vamos a vacunar a referentes de la actividad nacional y sería para nosotros muy grato incorporar en ese grupo a tu mamá. Si ella acepta, por favor señálamelo para darte detalles. Sería en el Círculo Militar de la avenida Salaverry. Te agradezco”, se lee en el mensaje que reveló todo el tinglado que se preparaba para hoy.

El mensaje fue enviado por Jorge Alania, hasta ayer director general de Comunicaciones del Ministerio de Salud, y estaba dirigido al periodista Philip Butters, uno de los más críticos de la actual gestión frente a la pandemia, quien hizo pública la conversación y denunció que este sería un intento para, mediante, esta dádiva, lograr un forzado cambio de opinión del controvertido comunicador.

“La pregunta es: ¿a otros periodistas le han dado este privilegio antes? ¿Es para comprar mi opinión y yo tenga que hablar bien del ministro Ugarte? ¿El señor Jorge Alania Vera considera que yo doblaría mi opinión a favor de la vacunación y de este desastre de gobierno porque vacunan a mi mamá?”, inquirió Butters.

La estrategia habría sido aprovechar el inicio de las jornadas de vacunación para los adultos mayores para granjearse el apoyo a la gestión de Óscar Ugarte al frente del Ministerio de Salud, ante los lamentables resultados obtenidos.

SILENCIOS

Durante todo el viernes, el Ministerio de Salud guardó absoluto silencio. El ministro Ugarte prefirió suspender sus actividades públicas, evitó por todos los medios cualquier contacto con los periodistas, a fin de no explicar aquel mensaje.

Limitó su respuesta a la separación de Alania Vera del cargo de director general de Comunicaciones del Minsa y suspender la actividad prevista para hoy con la que se inauguraría el proceso de vacunación a la población.

Sin embargo, quedan algunas preguntas por responder al ministro, la primera de ellas, es si el hoy exfuncionario Jorge Alania cumplió una orden de Ugarte o de algún otro funcionario en su invitación a formar parte de la nómina de privilegiados con las vacunas VIP o fue una iniciativa propia.

Horas más tarde, Ugarte se lavó las manos, dijo que no sabía nada de ‘referentes’ y culpó de todo a Alania.

Otra de las preguntas es a qué otros periodistas, referentes públicos y políticos se les ofreció esta vacunación que, a la larga, significa ampliar la espera de muchos adultos mayores que viven, ellos sí, bajo la amenaza permanente del virus.

Se sabe que entre los ‘referentes’ figuraba el conocido futbolista Hugo Sotil y exministros de Salud mayor de 80 años.
EXPRESO se comunicó con el “Cholo”, una de las figuras emblemáticas que iban a ser incluidas en el grupo de “referentes” que impulsaba el gobierno. El crack de las selecciones nacionales nos confirmó que también lo habían contactado para inmunizarlo.

“Me han llamado, pero todavía no me han dicho para qué día, una señorita de EsSalud. No soy asegurado, pero ya yo quiero vacunarme hace tiempo”, nos declaró el exfutbolista.

A pesar de que el gobierno de Francisco Sagasti insiste en deslindar con el de Martín Vizcarra, se demostró que continúan las preferencias en aplicar vacunas a los “amigos” del régimen, mientras se bloquea la llegada de dosis de otros laboratorios.

Por lo pronto, se reveló que la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) se tomó solo un día para autorizar la aplicación del producto de Sinopharm.

El 26 de enero, cuando ya se había pagado el adelanto por un millón de dosis, la entonces jefa del organismo “técnico”, Sofía Salas, aprobó el expediente N° 21-008309-1 presentado por el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (CENARES).

El documento en referencia había sido presentado ese mismo día, y en un alarde de eficiencia, la funcionaria emitió antes del fin de la jornada, la Resolución Directorial 486 -2021/DIGEMID/DPF/UFPB/MINSA, que decía “autorizar excepcionalmente la importación y uso por situaciones de salud”.